Inversión y crecimiento con un programa de Compliance

Alicia Verdún- Secretaría PEC
[email protected]

 

Cada día nuestras empresas van aumentando en tamaño. Mantener este crecimiento, podría dificultarse dependiendo de cómo continuamos trabajando en sinergia. Podría generarse preocupación, en los líderes de la cabeza de las empresas, el mantener el ritmo de trabajo y éxito.

A pesar de que exista un diminuto debate en si invertir en un programa de Compliance beneficiaría o no a las empresas, y si ayudaría en su funcionamiento. La respuesta a ese planteamiento es simple. Invertir de esta forma, acarreará beneficios tangibles, cuantificables y durables.

Para que nuestras organizaciones alcancen un nivel de madurez necesitamos invertir. Actualmente existe un tipo de inversión conocida como la Inversión Ética, que se caracteriza por la aplicación de criterios sociales, medioambientes y tradicionales de inversión. Va ligado con la transparencia, que es el que se encarga de demostrar que la inversión cumpla con su objetivo.

Esta inversión está asociada con los programas de cumplimiento que buscan que la responsabilidad social corporativa. La buena inversión saldrá cuando buscamos y aplicamos un programa de Compliance que controle el cumplimiento, valga la redundancia, de las normas, métodos, hechos, y trabajo en sí.

El tipo de inversión al que nos referimos es el que está relacionado con los aspectos sociales, éticos, medioambientales, financieros, entre otros. Es una inversión con resultados amplios.

Cuando invertimos en el Compliance, estamos ahorrando tiempo. En el sentido de que tendremos un encargado (Compliance Officer) y un equipo que se dedicará a la supervisión del trabajo de todas las áreas de la empresa, especialmente en la administrativa. En consecuencia, se podrá confiar en que los trabajos y procedimientos se lleven a cabo de la manera correcta y necesaria.

Asimismo, al mejorar el nivel de trabajo, la comunicación interna y el relacionamiento entre los pares será más fluido. Los funcionarios estarán en conocimiento de los procedimientos y herramientas; y la alta dirección mantendría ese hilo de comunicación entre los mismos por el sentimiento de vinculación y trabajo conjunto. Por consiguiente, se reducirán los riesgos y se contará con un plan en caso problemas o dificultades. Lo que llevaría a la buena reputación y preferencia de clientes y accionistas.

Legalmente, los programas de cumplimiento, buscan mantener el orden y asegurar que la empresa cumpla con la ley. Las conductas infractoras, los desvíos y  los daños en las empresas serán detectables con más rapidez porque desde el Compliance se trabaja arduamente en controlar esta área.

Habría que decir también que el hecho de aplicar el Compliance, lo que se hace es sedimentar los valores, las buenas prácticas y el ejemplo corporativo. Algunas veces es difícil de encontrarlas aplicadas de la forma correcta en las empresas (otra razón por la que tu empresa debería considerar un programa de cumplimiento).

Todos los resultados que obtendremos de este programa serán cuantificables por el aumento de producción y necesidades de cubrir la demanda. Por eso es que las más grandes empresas alcanzan las mejores puntuaciones y ventajas competitivas ya que no solo tendrán espacio para dedicarse en satisfacer la necesidad colectiva, sino que a partir de allí se buscará talento cualificado y honesto para ocupar los cargos y continuar en crecimiento. Indudablemente, esto volverá a la empresa sostenible, transparente y perdurable en el rubro.

Dicho de otra manera, somos conscientes que el futuro es incierto, que el mercado puede variar y que existen factores externos que afectan a nuestra empresa de manera positiva y negativa. Sin embargo, por más que los programas de cumplimiento sean intangibles a comienzo, sus resultados podrán observarse una vez se haga presente la constancia en las buenas prácticas.

También podría gustarte