El país de los proyectos

Los sucesivos gobiernos no pasan de la presentación de proyectos.

SAMUEL ACOSTA
@acostasamu

Todos los días aparece una nueva ruta, tren o bus eléctrico o teleférico, por citar ejemplos, que se inaugura en países de la región, al­gunos, como es el caso de Argentina de gran envergadura pese a la crisis económica por la que viene atravesando en los últimos años.

Cada vez que, en el espacio denominado “5D ciudades” publicamos imágenes de estas noticias nuestros lectores reaccionan indignados, no por el avance en la infrae­structura de los vecinos, sino porque es un baldazo de realidad de que en Paraguay somos mediocres a la hora de encarar proyectos de infraestructura que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos.

Los sucesivos gobiernos no pasan de la presentación de proyectos, los lla­mados a licitación se vuelven procesos eternos y aquellas obras que, por fin llegaron a iniciar, duran por lo general el doble o triple del plazo estimado.

Según un último estudio la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), nuestro país aparece último lugar en materia de densidad de la red vial y, lo que es peor, el ritmo de crecimiento en los últimos ocho años ha sido de apenas 18%, mientras que, por ejemplo, nuestros vecinos en Bolivia en el mismo periodo crecieron por sobre el 75%.

El metrobús, la ampliación de rutas inter­nacionales, el acueducto, la modernización del aeropuerto, el tren de cercanías, la ruta bioceánica, son proyectos que la gente hoy al escucharlos hablar, han perdido la esper­anza de que algún día se hagan realidad.

Y es que para este año, Obras Públicas prometió una inversión de US$ 900 millones, pero al cierre del primer se­mestre, la ejecución siquiera alcanzó los US$ 300 millones. Las autoridades ante los requerimientos exponen mil excusas, mientras el país continúa esperando y el país no pasa de las maquetas y el papel.

También podría gustarte