Jóvenes, en pos de la defensa del ambiente

Ante la deforestación y la crisis del agua

JHOJHANNI FIORINI
[email protected]

Tanto la crisis del agua como la deforestación son problemáticas globales que amenazan con la estabilidad de los recursos naturales. Paraguay no está exento de estos problemas y para contrarrestar estas situaciones, dos jóvenes realizan una labor contra corriente en la lucha por el medioambiente. La crisis del agua es un problema global y la misma no solo se centra en su disponibilidad como se cree habitualmente.

La crisis de agua involucra tres factores generales: distribución, accesibilidad y calidad. La distribución porque existen regiones muy húmedas y muy secas, como ejemplo en Paraguay se tiene la región oeste occidental con un promedio de precipitación de 600 mm anuales y la región sureste oriental con más de 1800 mm anuales (DMH, 2015). En cuanto a la accesibilidad, se tiene poblaciones que no cuentan con recursos, infraestructura y monitoreo para acceder al agua potable.

La calidad que se ve afectada por el escaso sistema de saneamiento y los diferentes tipos de contaminantes, todo esto, aunado a las consecuencias del cambio climático y al crecimiento demográfico de las poblaciones que repercuten negativamente en el ambiente y a la sociedad; es por ello que la planificación de recursos hídricos constituye una de las principales herramientas para enfrentar esta problemática.

El conocimiento de la estructura del balance hídrico de lagos, cuencas superficiales y cuencas subterráneas es fundamental para conseguir un uso racional de los recursos de agua en el espacio y en el tiempo, así como para mejorar el control y redistribución de los mismos. Según el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) la disponibilidad del agua es de aproximadamente 63.000 m3/hab/año. 

No obstante, no existen números precisos acerca de las cuencas más pequeñas en el país, como es el caso de la cuenca del Mbói Kaé en Itapúa, que no contaba con estos datos precisos, hasta que la joven estudiante de ingeniería ambiental Verónica Berestovoy decidió realizar su trabajo de tesis de grado en base a esta interrogante. Mientras investigaba para su tesis se encontró con la aplicación “HydroBID”, un sistema integrado y cuantitativo para simular hidrología y gestión de recursos hídricos en la región de Latinoamérica, desarrollado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Esta herramienta permite evaluar la cantidad y calidad del agua, las necesidades de infraestructura, y el diseño de estrategias y proyectos de adaptación en respuesta a estos cambios. Verónica contactó con el BID para recibir instrucción sobre la herramienta. “Les expliqué la idea que tenía y ellos me ayudaron bastante, me dieron los materiales y recibí una capacitación”, indicó. Tras su investigación determinó que la cuenca tiene un volumen importante de agua que fluye hacia las aguas subterráneas y superficiales por lo que resulta importante un control y monitoreo de la calidad de la misma.

“A partir de ahí yo recibí la invitación del BID para presentar este trabajo en Perú, en el primer encuentro de los usuarios de la aplicación”, comentó. La joven fue en representación del Paraguay en el 2018, posteriormente acudió a Ecuador y actualmente es tutora virtual de la herramienta que cuenta con una base de datos de más de 230 mil cuencas.

Según la investigadora la mayor dificultad que tuvo fue la escasa disponibilidad de datos. La joven adelantó que ahora trabajará en la cuenca de Quiteria, que se encuentra muy cerca del Mbói Kaé en Itapúa. “Ahí lo que queremos hacer es predecir algunos escenarios climáticos, ver que va a pasar, por ejemplo, de aquí a 40 años si aumenta la temperatura o la precipitación, con el agua de la cuenca en ese periodo”, informó.

De acuerdo a los datos del Instituto Forestal Nacional (Infona), entre los años 2017 y 2018 se registró un cambio de uso de suelo de 255.312 hectáreas en la Región Occidental. De esta cifra, un 76% corresponde a un cambio de cobertura forestal autorizado y enmarcado dentro de la ley vigente, lo cual significa que unas 194.037 hectáreas fueron objeto de desmonte de forma legal. Paraguay es uno de los países más amenazados por la deforestación ya que las instituciones no tienen capacidad de control absoluto.

Preocupados por esta alarmante situación forestal, debido a la tala desmedida e indiscriminada de nuestros bosques nativos, fue que un grupo de jóvenes oriundos de la ciudad de Caacupés decidieron crear Refopar, una ONG sin fines de lucro que desde setiembre del año 2007 produce y dona árboles nativos. “Somos una organización que no tiene convenios con nadie, cada uno de los miembros tiene sus trabajos particulares y es un aporte que hacemos. Lo que estamos haciendo es de corazón”, expresó Rodrigo Rojas, vicepresidente de Refopar.

 

Los jóvenes también realizan charlas y seminarios en donde exponen la inmensa necesidad e importancia que representa la reforestación para el país y sus habitantes. Rojas explicó que donan los árboles con base en proyectos presentados por los interesados y evaluados posteriormente por los miembros de Refopar. “Buscamos un lugar que sea de beneficio colectivo, como las plazas o las veredas. El objetivo es que se impacte en la ciudadanía para que se sienta parte del cuidado del ambiente”, señaló.

Para esta labor Refopar cuenta con un vivero que ocupa una superficie de 1000 m2 con una capacidad de 75 mil arbolitos. Desde 2008 Refopar donó 450 mil arbolitos a diferentes municipios, colegios, hospitales y comisiones vecinales de 6 departamentos del país. Además la organización creó en 2007 en la Compañía Cerro Real, Ruta 2 km 57 de Caacupé, el Parque Forestal Refopar. El mismo cuenta con 17 hectáreas reforestadas con más de 60 variedades de árboles de especias nativas.

Rojas, quien está culminando la carrera de Derecho y quiere especializarse en leyes ambientales, manifestó que el trabajo que realizan es una forma de apaciguar los datos alarmantes de deforestación. “Por eso le pusimos el nombre de Reforestemos Paraguay (Refopar) como una invitación a la ciudadanía de reforestar juntos”, afirmó.

También podría gustarte