Messer pasa la noche en una pequeña celda

Lavado de dinero

Los primeros días de Dario Messer han sido dolorosos en la celda 8 del complejo penitenciario Gericino en la zona oeste de Río de Janeiro. El recién llegado fue colocado en el peor lugar de la celda cerca del baño. Aun así, recibió la simpatía de los demás reclusos que le prestaron una sábana y una manta para resistir las noches frías, según informa el medio brasileño O Globo. En la celda (D), Dario Messer duerme junto a un prisionero más.  

El cambiador de dinero reside en la misma área donde están las personas capturadas por lavado de dinero. En la zona hay 44 prisioneros en total. Según las investigaciones, Messer recibía el 60% de los beneficios de las operaciones de cambio, pues era el responsable de aportar recursos y dar lastre a las operaciones. Prófugo desde mayo de 2018, el cambista fue localizado en un apartamento en el exclusivo barrio de Jardins, en la capital paulista, en el marco de una operación llevada a cabo por la Policía Federal (PF) de Brasil.

El brasileño, quien se ganó el apodo de “el cambista de los cambistas”, tiene abiertos procesos judiciales desde finales de la década de los ochenta y desde entonces ha movido dinero de forma sospechosa de políticos y empresarios. La orden de prisión en su contra fue expedida en 2018, en el marco de la operación “Cambio Desconecto”, por la que fueron detenidas unas 30 personas. Messer también afronta problemas legales en Paraguay, donde está imputado por lavado de dinero y fue declarado en rebeldía.

Según la Fiscalía, Messer, su hijo y un primo del expresidente Horacio Cartes, “amigo del alma” del cambista, habrían realizado operaciones irregulares en el país por un monto de US$ 100 millones. La Corte Suprema de Justicia (CSJ) decidió en 2018 retirar la nacionalidad paraguaya a Messer tras constatar que “está siendo investigado por integrar una organización criminal en conjunción con otros operadores y empleados por lavado ilegal de activos, derivados de la corrupción a través de operaciones ilegales de compra y venta de dólar estadounidense”. La propia CSJ había concedido en 2017 la nacionalidad paraguaya a Messer, con residencia ininterrumpida en Paraguay desde 1993.

 

También podría gustarte