En el tobogán del déficit

Es de buen administrador nivelar debe con haber porque de lo contrario, la bancarrota estaría a la vuelta de la esquina".

No hay caso. No hay mane­ra de que a este Gobierno –y presumiblemente a ninguno de los que venga en el futuro- le entre en la cabeza que para cerrar correctamente un presu­puesto general no hay que gastar más de lo que se recauda. Que es de buen administrador nivelar debe con haber porque de lo contrario, si se debe más de lo que se tiene, la bancarrota está a la vuelta de la esquina. Es una idea fuerza muy sencilla, tanto que puede asimilarla hasta el más duro de enten­dederas. Cualquiera… menos el Gobierno.

Los políticos se han inventado un procedi­miento legal según el cual es posible gastar más de lo que se recauda. La llaman “ley de responsabilidad fiscal”, que explicada en términos domésticos es algo así: si Ud. gana 10.000.000 al mes podrá gastar 10.150.000. De dónde saldrán los 150.000 adicionales es otro tema, aunque es fácil suponer que se obtendrán “rayan­do” aquí y allá, es decir, acumulando deuda. Que alguna vez habrá que pagar y con intereses. Pero ahora resulta que “rayar” ese 1,5% sobre el PIB no alcanza y hay que violar la ley para llevar más arriba el déficit. “Para no detener obras públicas que están dinamizando la econo­mía” advierten desde el Gobierno. Excusa bizarra, si las hay. A Hacienda se le viene la noche con US$ 300 millones menos de recaudación y más gasto fijo presupuestario. De reducir la parasitosis pública o los enchufes ruinosos, nada. Echar gente innecesaria de las oficinas públicas tampoco, argumentan los asesores cazurros, porque lo único que se garantizaría serían tumultos callejeros que harían saltar el índice de rechazo del Gobierno. Por lo tanto, a subir el déficit y que lo pague Mongo.

Así empezó Argentina, así lo está haciendo Ecuador. Y así les va.

¿Vamos a seguir ese camino? Porque entrar es fácil, pero salir…

También podría gustarte