El emblemático lugar que resurgió con música y arte

El anfiteatro José Asunción Flores reina con sus festivales

Camila Mongelos

[email protected]

No cabe duda de que el anfiteatro José Asunción Flores de San Ber­nardino volvió a resurgir, hoy con el enorme escena­rio y la magnífica vista ha logrado conquistar a las mi­les de personas que visitan la ciudad. Es por ello que se ha convertido en el estable­cimiento ideal para realizar diferentes actividades cul­turales y para recibir a va­rios artistas internacionales que llegan al país.

Durante el mes de enero y febrero el anfiteatro recibirá a grandes expo­nentes de la música y no cabe duda que eso conlle­va una gran responsabi­lidad. Consultamos con Luis Aguilar, intendente de San Bernardino, y nos mencionó los aspectos positivos que acarrea para la ciudad.

Aguilar explicó que el an­fiteatro está a cargo de una firma que se encarga de ne­gociar con los interesados en el predio, a los mismos se les cobra un canon o patente comercial para usufructuar durante la temporada que necesiten.

Mencionó además que el monto no es elevado pero con las actividades son va­rios los beneficiados, ya que de alguna forma se crean incluso nuevas fuentes de trabajos para los ciudada­nos y son cada vez más las empresas que apuestan por instalarse en sus cercanías. El intendente comentó que cobran alrededor de G. 40 millones en patentes comer­ciales anualmente gracias al desembarco de estas firmas.

Pero el anfiteatro no solo le abre las puertas a los even­tos musicales, sino que tam­bién es un lugar ideal para realizar actividades cultu­rales y de aventura. Tanto es así que incluso una empresa instaló un péndulo que fun­ciona los 365 días del año.

HISTORIA

El anfiteatro José Asunción Flores fue inaugurado el 24 de setiembre de 1992 y tan solo el terreno contaba con alrededor de 87 mil metros cuadrados y una capacidad para 20 mil personas apro­ximadamente. El proyecto nació de la mente de un empresario llamado Rubén Hug de Belmont, quien se unió con otros empresarios y crearon el grupo Lago Vis­ta SA, sociedad que se en­cargó de poner en marcha la creación del sitio.

Desde ahí el establecimien­to se convirtió en el esce­nario ideal para grandes shows, pero con el paso de los años, la sociedad sufrió de una crisis económica que como efecto, puso fin a las actividades. Buscaron se­guir realizando actividades, pero el tiempo transcurría y todo se empezó a apagar.

El anfiteatro pasó a ser pro­piedad del Estado recién en el 2015 y posteriormente ciudad, y podría ser usu­fructuado por alrededor de 25 años.

RENACIMIENTO

El festival de música Reci­clarte fue clave para volver a hacer surgir al gigante, ya que gracias al mismo fue refaccionado parcial­mente con la ayuda de la Municipalidad y de varios voluntarios. Actualmente el intendente indicó que sigue en pie la idea de refaccionar­lo por completo mediante la financiación de la Entidad Binacional Yacyretá.

Por último, el jefe de la co­muna recalcó que busca que el Estado llegue a invertir en la ciudad, de esa forma seguirán creciendo y más empresas se animarán a ins­talarse y seguir generando empleos.

También podría gustarte