Repartirán US$ 47,4 millones en premios

Jugadores se embolsarán más de US$ 240 mil

Este 2 de febrero, el mundo se paralizará para ver la edición 54 del Super Bowl, en el que Kansas City Chiefs y San Francisco 49ers, se enfrentarán por saber quién es el mejor equipo de este 2020 en el evento deportivo que mueve millones de dólares y que pondrá fin a la post temporada del fútbol americano, la misma que permitirá que los jugadores que integren al equipo campeón se embolsen grandes sumas como premio.

Para este año, la NFL, ha destinado un total de US$ 47,4 millones en premios para distribuirse entre los jugadores de todos los equipos clasificados a la post temporada del fútbol americano. Estos premios se reparten de forma gradual y aumentan en un 5% conforme cada equipo vaya avanzando de fase.

Es decir que cada jugador que empezó la post temporada de la NFL, con los cuartos de final de cada división, se embolsó US$ 28 mil. Los que clasificaron a las siguientes instancias siguen acumulando el premio hasta llegar a los US$ 124 mil que recibirá cada uno de los jugadores que sea campeón. Con esto, totalizarán la suma de US$ 242 mil. Los integrantes del subcampeón sumarán US$ 62 mil más a su cuenta.

ENTREGA DE PREMIOS
La post temporada de la NFL es la etapa decisiva del fútbol americano en los Estados Unidos en la que los ocho mejores equipos de cada conferencia clasifican en el camino hacia el Super Bowl, evento que se celebra todos los años entre los meses de enero y febrero.

Se le llama post temporada, porque desde esta etapa, la NFL empieza a asumir el salario de los jugadores a modo de premios. Cada jugador firma contrato con su respectivo club para disputar los partidos de la temporada regular y una vez clasificados a los cuartos de final es la organizadora del evento quien destina el dinero para ellos.
Sin embargo, la NFL ha utilizado recientemente su juego de estrellas para probar la viabilidad de posibles nuevas reglas. A veces esos experimentos resultan en la reescritura del libro de reglas y, otras veces, son un fracaso total.

La liga empezó a hacerlo en 2015. Hasta el momento solo 1 regla se ha implementado en la NFL y ahora el Pro Bowl 2020 será otra oportunidad para que la liga vea un par de posibles ajustes en el juego, ya que probarán 2 nuevas reglas durante el partido.

La primera es: en lugar de una patada, se hace que los equipos anotadores envíen su ofensiva nuevamente al campo para un cuarto y 15 en su propia línea de 30 yardas. Un equipo desesperado podría intentar convertir el cuarto down en lugar de una patada lateral. Pero el enfoque más seguro sería un despeje que evite regalar una posición de campo favorable al oponente.

También podría gustarte