Educación superior mediada por tecnología

LIC. CÉSAR CÁCERES
DIRECTOR DE LA CARRERA DE LICENCIATURA
EN ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS
DE LA UNIVERSIDAD AMERICANA

La incorporación de estas generaciones al mundo educativo y laboral paraguayo constituye un desafío real para las universidades y organizaciones, las cuales deben adaptarse o perecer ante los nuevos paradigmas y necesidades de estos jóvenes, quienes no se conforman fácilmente.

Estas generaciones de las cuales se habla bastante en estos últimos tiempos pertenecen a los nacidos entre los 80’s, finales de los 90’s y los años 2000, estos serían los primeros quienes accedieron y se adaptaron al uso de las tecnologías digitales en nuestro país.

Para estas generaciones imaginar sus vidas sin un Smartphone con acceso a internet (por ejemplo) es casi impensable, por supuesto considerando otras generaciones anteriores, para ellos la tecnología es una realidad latente en su día a día, lo que obliga a las universidades a repensar en su proceso de enseñanza aprendizaje.

Los estudiantes de estas generaciones son inquietos, innovadores, emprendedores y visionarios, para nada amantes de la rutina, odian la monotonía y buscan estar constantemente adquiriendo nuevos conocimientos buscan estar en la vanguardia de los avances tecnológicos.

Aunque existen diferencias entre ambas generaciones, encontramos otros puntos en común como la altísima vinculación de la tecnología en sus vidas, la gran variedad de intereses que pueden desarrollar, el deseo de manejar su propio tiempo y una búsqueda constante del desarrollo personal y profesional.

En ese contexto las universidades se ven forzadas actualmente a incorporar con mayor fuerza la tecnología en el proceso y en los servicios educativos, para hacerlos atractivos a estos jóvenes. Las carreras universitarias desarrolladas en modalidades a distancia son una tendencia a nivel mundial y regional, por la flexibilidad y oportunidades que brindan, permitiendo que estos nativos digitales puedan lograr el tan ansiado balance entre carrera profesional, estudios y vida social.

A través de sistemas de gestiones de aprendizaje (SGA); o como son conocidas en inglés, learning management system (LMS), las universidades pueden crear entornos de aprendizaje online con contenidos multimedia educativos de la más alta calidad (pudiendo incluir documentos, videos, audios, infografías, presentaciones, etc.) y acompañados por docentes tutores que sirven de guía al alumno en las “aulas virtuales”.

Estas plataformas de educación a distancia también permiten introducir innovaciones educativas tornando los espacios académicos interactivos y colaborativos, a través de wikis, foros, blogs y chats. Las bibliotecas físicas pueden ser sustituidas por el acceso a las bibliotecas digitales, con miles de títulos y autores a disposición a distancia de un click. Inclusive existen simuladores que permiten a los alumnos adquirir experiencias prácticas y habilidades profesionales en un ambiente controlado, bajo la supervisión de un docente.

La Universidad Americana es un referente en la aplicación de innovación tecnológica en su modalidad virtual, expandiendo la posibilidad de aprendizaje a varios puntos del país a través de su plataforma, ofreciendo de esa manera acceso a educación superior de calidad a personas que, por tiempo, distancia, trabajo o simplemente las ganas de acceder a un espacio virtual pueden recibir formación profesional a través de esa metodología.

Por su parte el Director de la carrera de Licenciatura en Administración de Empresas de la Universidad Americana Lic. César Cáceres expone “la mayor cantidad de alumnos de la carrera son jóvenes de 18 a 35 años, distribuidos a nivel nacional, con poco tiempo disponible para desplazarse hasta la universidad por diversos motivos, y que necesitan tener flexibilidad para desarrollar su vida equilibradamente a la par de su formación”.

Aún existe el tabú en muchas personas que estudiar online es más fácil, sin embargo, la modalidad requiere de dedicación, esfuerzo y por sobre todas las cosas autodisciplina, sin esos componentes no existe posibilidad alguna que puedan avanzar en su proceso de aprendizaje. La modalidad virtual implica compromiso y responsabilidad.

La preferencia que experimentan los millennials y centennials paraguayos por esta nueva forma de aprendizaje va en constante aumento y se estimada que en un futuro cercano la cantidad a nivel nacional de estudiantes virtuales iguale o supere a los de la modalidad presencial.

Un estudio presentado por el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicación (MITIC) denominado “Acceso y uso de TIC en Paraguay 2018”, ya indicaba las siguientes cifras:

-el 93,5% de los encuestados posee y utiliza habitualmente teléfonos inteligentes (Smartphones), existiendo en promedio 4.27 celulares por cada hogar consultado.

-el 54,3% de los hogares posee notebooks, un 42.9% computadoras de mesa, mientras el 28.7% poseen tablets.

-el 50,5% cuentan con conexión a internet en las viviendas, mientras que el 93.7% poseen acceso a internet a través del teléfono celular.

-el 67.7% utiliza internet de 3 a 9 horas por día, e inclusive un 19% lo usa más de 15 horas diariamente.

-el 57,5% utiliza el acceso a internet diariamente para obtener información, formación y transacciones; el 21,4% para comunicación y el 15.5% para entretenimiento principalmente.

Considerando estas cifras que muestran la proporción de uso de la tecnología y acceso a internet de estas generaciones, las Universidades debemos repensar en nuestro método de hacer, ser y saber, debemos refundarnos apuntando a la transformación digital, debemos pensar en la evolución de la educación superior, dejar lo tradicional y apuntar a nuevas tendencias para aprovechar la energía renovadora de los millennials y centennials. En este sentido la Universidad Americana trabaja constantemente en las innovaciones tecnológicas buscando herramientas que apoyen el proceso de enseñanza áulica medida por tecnología, brindando de esa manera un aprendizaje acorde a las necesidades del mercado global.


También podría gustarte