Reforma estructural del Estado traerá solución de fondo, asegura ministro

Proponen que los cambios se lleven adelante en el menor tiempo posible.

El ministro de Hacienda, Benigno López, manifestó que lo que establece la Ley de Emergencia Sanitaria es algo temporal y que la solución de fondo está centrada en el diálogo que se empezó ayer sobre plantear una reforma estructural del Estado. El mismo aseguró que el planteamiento fue muy elocuente en cuanto a la necesidad de acordar entre todos los sectores algunos puntos para llevar adelante una reforma en el menor tiempo posible. 

Manifestó que se tuvo una amplia aceptación de las ideas y que se seguirá con la discusión para saber cuáles son los proyectos donde se tiene mayor consenso y llevar adelante esos primeramente y luego los de menor consenso. “Creemos que es una oportunidad importante para hacer una reforma de fondo donde todos los temas que están en carpeta de hace años o décadas se toquen y se puedan ir resolviendo”, mencionó ayer en el Palacio de Gobierno.

Aseguró que todos los sectores estarán involucrados en la reforma del Estado ya que el diálogo debe ser amplio y nadie debe ser excluido. Recordó que el acuerdo al que se llevó en el primer encuentro fue la de que una comisión bicameral reciba los insumos por parte del Equipo Económico Nacional y de aquellos otros sectores que tengan algún reclamo para formar los paquetes de leyes necesarios. 

Por otra parte, comentó que en la reglamentación de la Ley de emergencia están redireccionamientos de recursos para el fortalecimiento de la Salud por alrededor de US$ 52 millones. 

Además adelantó que ya cuentan con el armado jurídico financiero para empezar a cumplir con lo que necesita el Ministerio de Salud y que ya tienen a disposición US$ 100 millones para hacer frente a sus compromisos. 

Citó que la normativa básicamente tiene tres objetivos, la de fortalecimiento de la Salud; del sector formal e informal y que no haya un corte en la cadena de pago y así evitar su interrupción.

DECRETO REGLAMENTARIO
Vale recordar que ayer el Poder Ejecutivo reglamentó la Ley Nº 6.524/2020 de Emergencia Sanitaria que dispone varias medidas de racionalización de los recursos del Estado, para destinar a la atención sanitaria para hacer frente a la pandemia del coronavirus. En el documento se establece un mecanismo excepcional de compras para el Ministerio de Salud a fin de realizarlas de manera directa; garantizando la competitividad, la razonabilidad de los precios, transparencia de todos los procesos y el buen uso de los recursos.

Así también, dispone de restricciones adicionales en cuanto a beneficios salariales, con excepción de los sectores de Salud, Seguridad Pública y Educación, en el pago de salarios de acuerdo a rangos. Además, reasigna gastos como combustibles, aportes y subsidios a partidos políticos y catering.

Por otro lado, prohíbe la provisión de almuerzo y cupos de combustibles para los funcionarios, máximas autoridades y cargos electivos. Así también, se suspende el pago de horas extraordinarias y adicionales, con excepción del Ministerio de Salud Pública. Asimismo, se suspenden nuevas contrataciones de personal en todos los Organismos y Entidades del Estado, en todas las modalidades, que generaría un ahorro de alrededor de  US$ 50 millones.

Por otra parte, se han establecido los procedimientos y rangos afectados a los diferentes subsidios previstos en concepto de servicios básicos, conforme al consumo, priorizando MiPymes y sectores vulnerables.

En cuanto a los subsidios monetarios, se establecieron las condiciones para acceder a los mismos, así como los mecanismos de pagos, previstos de manera electrónica y en base a un cruzamiento de datos de diversas bases disponibles, buscando garantizar que la ayuda llegue al segmento más necesitado de la población, además de otras medidas.


También podría gustarte