Líderes coinciden en reformular modelo económico

El día de ayer se realizó el segundo debate organizado por el “Club de ideas” denominado “El Paraguay a partir del 2018” que tuvo lugar en el World Trade Center.
Como disertantes del evento estuvieron presentes del Dr. Benjamín Fernández Bogado, el senador Colorado Mario Abdo Benítez y el político Rafael Filizzola.
AUTOCRÍTICA
Fernández Bogado invitó al pueblo a preguntarse si merecen el Paraguay en el que están viviendo y llamó a una crítica no solo dirigida a los políticos, sino también hacía ellos mismos, planteando por qué se permite que la corrupción continué.
Resaltó que el país tiene diversas riquezas entre ellas una población extremadamente joven, un gran bono demográfico que debe ser aprovechado.
Criticó que en Paraguay no se respetan las leyes constitucionales, y que se tienen algunos problemas con la gramática, ya que dentro de la Carta Magna existen palabras que se interpretan de acuerdo a la conveniencia de cada uno.
“Somos una fracasada democracia que no le interesa las normas constitucionales, la única forma perturbadora que tiene la sociedad de darse cuenta de que las cosas que no van bien, es con la muerte de alguien en una manifestación”.
Alentó a utilizar la tecnología para realizar cambios en el país. Con referencia al sistema electoral expresó que los cuestionamientos no solo deben enfocarse en el desbloqueo de listas, sino que en todo el sistema, desde aquel que cuida la mesa en las elecciones por ejemplo, agregando que dichos avances tecnológicos pueden ser un gran vigilante.
Esto ya se ha dado actualmente y citó el ejemplo en donde la ciudadanía controla la gestión actual del Gobierno. “Lo que Cartes no entendió es que perdió la batalla en las redes sociales, donde la sociedad le puso un freno”.
Por su parte, Mario Abdo Benítez criticó el sistema actual de endeudamiento, que no beneficia al pueblo y que deberá caer sobre los hombros del próximo gobierno. Señaló que el Poder Ejecutivo alardea de un crecimiento económico, sin embargo al mismo tiempo crecen la pobreza y el desempleo.
Manifestó que la transformación del modelo, además de la ciudadanía, depende también de la moral política que debe ser vigilada por los paraguayos.
Enfatizó también que se debe luchar contra el crimen organizado: “Alguien que esté en contra, no alguien que dependa del crimen puede liderar ese proceso de lucha”, sentenció, agregando que se precisan liderazgos que no necesiten impunidad en el futuro.
CAMBIAR MODELO
Por su lado, Rafael Filizzola mencionó que el modelo político actual es un sistema agotado y que no se debe dar paso a que continúe.
“Pienso en aquellos jóvenes que salieron a defender la constitución, y reafirmo, por supuesto, que los cambios son posibles en Paraguay, y también de vencer aquel sector político que descalifica a quienes quieren lograr cambiarlo”, finalizó.

Destacado