La maquila goza de su mejor periodo en años

El régimen de la maquila se constituyó una insignia del gobierno del Presidente Horacio Cartes, por lo que distintos analistas del sector dieron su opinión sobre las exportaciones de la maquila en estos últimos cuatro años.

El régimen de la maquila se constituyó una insignia del gobierno del Presidente Horacio Cartes, por lo que distintos analistas del sector dieron su opinión sobre las exportaciones de la maquila en estos últimos cuatro años.

FERNANDO MASI

Fernando Masi, Presidente del Centro de Análisis y Di­fusión de la Economía Para­guaya, en su último artículo para la revista Economía y Sociedad explica que las exportaciones en concepto de maquila han venido cre­ciendo en forma importante a partir de 2013.

Así, de un monto total anual de US$ 160 millones en 2013 se elevaron a US$ 295 mi­llones en 2016. Pero su par­ticipación en el total de las exportaciones sigue siendo muy escasa luego de pasar de 3,2% en 2013 a 4,6% en 2016.

El autor concluye conside­rando que “sería poco realis­ta pensar que la maquila en el Paraguay pueda convertir­se en algo similar a lo que fue el fenómeno de la maquila en México en los ‘70 y ‘80 del siglo pasado, o alcanzar la importancia de las zonas de procesamiento para expor­taciones en China”.

CARINA DAHER

Como presidenta de la Cá­mara de Empresas Maqui­ladoras del Paraguay, la Li­cenciada Carina Daher habló acerca de la evolución de este sector durante el gobierno de Horacio Cartes.

La titular de la Cemap ex­presó estar muy satisfecha con el trabajo realizado has­ta el momento, y recalcó la importancia de contar con expertos en el rubro. “Con la duplicación de programas aprobados en el Régimen Maquilador se comprueba la importancia de tener a per­sonas técnicas e idóneas que no buscan su propio interés, sino el de todos los para­guayos tanto en promoción como en asesoramiento”.

“En vista a todo ese magní­fico trabajo, para nosotros, fue y es de gran satisfacción apoyar las promociones abriendo nuestras fábricas y oficinas a los inversionis­tas interesados”, concluyó.