Cooperativas de crédito y ahorro crecen en 3,9%

En contrapartida, las de producción se ven afectadas

David Chamorro
@_davidchamorro

Si bien en los primeros meses del año, a nivel comercial, se percibió un descenso en las ventas, importaciones y consumo en general, el sector cooperativista mostró números positivos a marzo del 2019.

Es el caso de las cooperativas de ahorro y crédito que mostraron un crecimiento del 3,9% en términos interanuales, según mencionó el presidente del Instituto Nacional de Cooperativismo (Incoop), licenciado Félix Jimenez, en conversación con nuestro medio.

A esto, agregó que no obstante, el aumento no se da de igual forma que en años anteriores, siendo decreciente en comparación al 2017 pero, “teniendo en cuenta la serie de factores, tanto internos como externos, que están afectando a la economía y provocando una ralentización generalizada, son cifras favorables”.

POSITIVO
El titular del gremio explicó que las cooperativas de tipo A que corresponden a la categoría de Ahorro y Crédito, conforman 44 entidades que abarcan más del 98% del mercado total nacional y que cuentan aproximadamente con US$ 3.000 millones en activos a la fecha.

En materia de excedentes, según datos preliminares, se habla de unos G. 365 mil millones analizados a diciembre del 2018, que representan más del 14% de incremento y, a marzo del 2019 puede hablarse de unos G. 90 mil millones que se traducen en los mencionados 3,9% de crecimiento.

“En cuanto a liquidez concierne, el sector presenta un panorama muy positivo, estamos extremadamente bien; hay mucha liquidez que está por encima de los parámetros, inclusive”, explicó Jimenez, sumando la buena variedad de productos financieros que tienen para ofrecer las diversas cooperativas.

Los excedentes del sector de cooperativas de Producción de tipo A, también se mantienen levemente dentro de los niveles positivos, registrando a diciembre 2018 -según datos extraoficiales- G. 197,6 mil millones, manteniendo los márgenes.

NEGATIVO
Si bien las utilidades son positivas en general, el sector de cooperativas de Producción está pasando un complejo momento con deudas encima y factores climatológicos adversos.

“Las de Producción están en problemas terribles porque se encuentra sobreendeudadas. Los productores invirtieron muchísimo y sus cosechas no fueron las esperadas; ahora se vienen los cultivos nuevamente y volverán a deber para adquirir semillas y otros elementos, buscando reactivar la producción”, señaló el titular, sumando la necesidad de tomar determinaciones definitorias y ampliar los alcances del propio sector, no solamente centrándose en la soja y el maíz, sino apuntando a potenciar otros rubros y derivados.

MOROSIDAD
Por último, Jimenez comentó que los niveles de morosidad a nivel general, y tomando en cuenta las distintas categorías, se encuentran bastante estables anualmente, pasando de 6,7% a un 7,4% (datos preliminares), “menos de un punto porcentual, muy poca es la variación y se encuentra dentro de los parámetros permisibles”, teniendo en cuenta que el Incoop recomienda un límite o un margen del 7%, según las normativas vigentes al cierre del 2018, “donde inclusive, margenes de entre 8% y 9% se encuentran todavía dentro de las variables regulares, aunque sería ideal mantenerse por debajo”, finalizó.

Destacado