Las nuevas tecnologías y el cumplimiento empresarial

Pacto Ético Y Cumplimiento
secretaria@pactoetico.com.py

 

En las actividades empresariales lasta reas son puestas en práctica juntos con los principios básicos de actuación que los programas de cumplimiento establecen para el buen funcionamiento de la empresa. Pero, ¿Cómo logramos que éstos sean aplicados y controlados óptimamente, considerando las cargas horarias de trabajo y los pendientes?

Gracias a que estamos en un mundo globalizado, las nuevas tecnologías ayudan a que las tareas sean rápidas, fáciles y accesibles para todos los ejes.

Dentro de la organización, la tecnología es un recurso significativo e indispensable no solo para administrar el conocimiento, agilizar los procesos, mejorar la comunicación, sino para adentrarse a la competencia y mejorar los productos y servicios.

La ética y la tecnología están separablemente unidas. Me refiero a que con cada acontecimiento que suceda, tenemos la opción de actuar éticamente o simplemente no hacerlo. La tecnología es clara, inteligente y transparente. Por otro lado, la tecnología es un instrumento, un recurso, un objeto que no tiene decisión propia, somos nosotros quienes la manejan, por lo que tenemos la autoridad suficiente de utilizarla correctamente, y ésta proveerá datos transparentes.

Algo semejante ocurre cuando buscamos llevar seguimiento a los programas de cumplimiento empresarial que aplicamos en nuestras empresas. A través de las nuevas tecnologías, conocidas como las computadoras, las aplicaciones de almacenamiento de data, softwares, dispositivos de comunicación, data analytics, entre otros. Se consigue establecer mecanismos de control a las normativas establecidas o métodos de procedimiento en todas las áreas de trabajo.

La tecnología ayuda a todos los programas de cumplimiento a crear una red de comunicación interna en dónde los problemas pueden ser resueltos a distancia, en un corto tiempo de espera, conectando el entorno con él exterior. Considerando que es la buena comunicación lo más difícil de conseguir en una empresa.

Todavía cabe señalar que son estas tecnologías las que nos direccionan hacia las metas más grandes de las organizaciones. Al combinarlas con los códigos de ética, la confidencialidad y el cumplimiento de la ley son más fáciles de cumplir.

Existen un sinfín de formas en las que las tecnologías pueden ayudarnos, pero lo más importante es tener en cuenta que si las utilizamos para que la calidad de lo que ofrecemos aumente, el relacionamiento interno mejore, la competitividad y las buenas prácticas incrementen, alcanzamos la meta intangible más diferenciadora y beneficiosa del rubro, ser empresas éticas y globalizadas capaces de acceder al mundo de la competencia no solo local, sino internacional.

empresastecnología