El Coaseguro

Guillermo Fronciani
Abogado

 

El Coaseguro constituye una modalidad de seguro por la que varios aseguradores acuerdan entre sí y con el tomador o asegurado asumir conjuntamente un riesgo dividiendo la suma asegurada o el capital en riesgo y de la misma manera la prima, en la proporción asumida por cada coasegurador,  de tal manera que en caso de un siniestro cada uno responderá en la medida de su proporción. Está definido en la Ley 827/96 “De Seguros” como “…La participación de dos o más aseguradores en el mismo riesgo, en virtud de contratos directos suscritos por cada uno de ellos con el asegurado, asumiendo cada asegurador, por separado, responsabilidad sobre una parte de la suma total asegurada…”

Es una técnica muy antigua  y una forma de hacer frente a los riesgos de cierta magnitud, mejorando la dispersión del riesgo, facilitando a aquellas aseguradoras que no quieren asumir capitales asegurados por encima de su capacidad contratada con su reasegurador o facilitando la colocación del riesgo asegurado en el reaseguro.

Constituye también una práctica interesante en aquellos riesgos denominados de aseguramiento obligatorio como el Seguro de Accidente a Pasajeros,  Decreto Ley Nro 25.423/62 y modificado por el Decreto 9.977/2000 que es administrada y controlada por Grupos Coaseguradores facilitando la operatividad de la misma y dispersando el riesgo entre todas las que integran el Grupo.

El acuerdo puede provenir directamente del tomador o asegurado quien decide distribuir el riesgo en diferentes aseguradores o bien los aseguradores con anuencia del tomador o asegurado deciden compartir el riesgo.

En la póliza debe estar señalado el cuadro del coaseguro con la nominación de las aseguradoras participantes y el porcentaje asumido. En algunos casos se puede estipular cláusulas de aclaración sobre la responsabilidad solidaria o subsidiaria entre ellas y la de indicación de la aseguradora a quien se delega la operatividad,  denominada “piloto” quien emite la póliza, tramita los siniestros como una suerte de mandato del coaseguro hacia la misma. A su vez la “piloto” entregara a las coaseguradoras todas las informaciones de interés, repartirá las primas en proporción a la participación y será la que administre los siniestros comunicando también a las coaseguradoras la parte correspondiente o la cantidad que debe indemnizar cada una.

En la práctica actúa como  si se contratase con un solo asegurador, emitiéndose una sola póliza, es decir un contrato único de la compañía piloto,  firmada por los coaseguradores, y emitiéndose un solo recibo de pago. Ello no significa que exista solidaridad entre las aseguradoras sino que finalmente cada uno participara y asumirá su responsabilidad únicamente hasta el monto de su participación.

Nuestro Código Civil en su Libro  III, Capítulo XXIV – Contrato de Seguros,  no hace referencia específica a la figura del Coaseguro. La ley 827/96 “De Seguros”, se limita a su definición dando así apertura a su utilización, en tanto la Superintendencia de Seguros ha emitido normativas aplicables a la misma como ser la Resolución SS.RG. Nº 5/01 “Por la que se reglamentan las operaciones en coaseguro,  y habilita a la creación de Grupos Coaseguradores en aquellos seguros que se realicen en forma permanente, sistemática y obligatoria en virtud de convenios internacionales o disposiciones legales”. La Resolución SS.SG.N° 139/05 que establece la  “Registración y tenencia de libros y registros similares”, modificado por la Resolución SS.SG.N° 076/08 como las más importantes.

Así, el Coaseguro constituye una modalidad, una necesidad en algunos casos y una alternativa para riesgos complejos y obligatorios.

Coaseguroseguro