Inauguran el paso de Yacyretá

Macri y Abdo quieren estimular comercio

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, y su homólogo paraguayo, Mario Abdo Benítez, inauguraron este viernes un nuevo paso fronterizo en la presa de Yacyretá, sobre el río Paraná, con el que confían en que se estimulen las relaciones comerciales, el turismo y la cultura entre ambos territorios. 

En un encuentro en la sala de máquinas de la central hidroeléctrica compartida, los dos mandatarios formalizaron la firma del acuerdo bilateral para abrir este cruce que conectará la ciudad argentina de Ituzaingó, en el departamento de Corrientes, con la paraguaya de Ayolas, en Misiones. “Estamos realmente convencidos de que argentinos y paraguayos juntos tenemos más posibilidades de salir adelante, tenemos más posibilidades de crecer, de desarrollarnos y de vivir mejor”, expuso Macri en una declaración conjunta.

El presidente argentino afirmó que la apertura del paso “cambia la historia de estas dos regiones”, ya que desde ahora no contarán con “impedimentos geográficos” que las separen. En ese mismo sentido se expresó Abdo Benítez, quien calificó la infraestructura como “un punto de inflexión natural de integración entre nuestras sociedades”, gracias a la puesta en marcha de una “vía de comunicación directa y efectiva que va a cambiar la realidad de la región”.

“Confiamos que con esta iniciativa potenciaremos el desarrollo económico de las poblaciones aledañas mediante un incremento del comercio fronterizo, el turismo y la prestación de servicios”, agregó el mandatario paraguayo. La habilitación del cruce fronterizo ha supuesto una inversión cercana a US$ un millón, destinados para adecuar las infraestructuras, la conectividad o la iluminación de la zona.

De momento, el paso solo estará abierto entre las 09.00 y las 19.00 horas y no se permitirá el tránsito a pie, motocicleta, bicicleta o vehículos tirados por animales. Desde el Gobierno paraguayo se espera que tenga un impacto positivo en la economía y el turismo de Ayolas, que cuenta con una población de 20.000 personas, más de 400 comercios, 40 posadas turísticas y cinco hoteles. Además, confían en que aumente el número de visitantes que llegan a la zona para practicar pesca deportiva.


ArgentinaMario Abdo Benítezmauricio macriyacyreta