Mario Abdo declara ante fiscales

En el marco del tratado de Itaipú

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, declaró ayer domingo ante los tres fiscales que investigan la controvertida acta de energía firmada entre Paraguay y Brasil, que puso al mandatario contra las cuerdas y al borde de un juicio político. La declaración tuvo lugar en la residencia presidencial (Mburuvicha Róga), ante los fiscales Marcelo Pecci, Susy Riquelme y Liliana Alcaraz.

A su llegada a la residencia, Pecci dijo a los periodistas que se trata de una declaración testimonial y sin ningún cuestionario, añadiendo que la misma fórmula se seguirá con el vicepresidente, Hugo Velázquez, a quien todavía no se le ha fijado fecha para declarar. La Fiscalía anunció también que el vicepresidente declararía este domingo, sin embargo, esto no ocurrió y se estima que esta semana estaría brindando su testimonio sobre lo ocurrido en la negociación entre Para guay y Brasil para la contratación de potencia.

La investigación se centra en el acta firmada sobre la Entidad Binacional Itaipú que representantes de los gobiernos de Brasil y Paraguay que firmaron en mayo, y que la oposición denunció como claudicante y lesiva para los intereses del país. La oposición también denunció su presunto carácter secreto, ya que el contenido del acta no se hizo público hasta finales de julio, con las revelaciones del entonces presidente de la Ande, Pedro Ferreira, quien dimitió al estar en desacuerdo con el pacto.

Las declaraciones de Ferreira sumieron en una crisis política al Gobierno de Abdo Benítez, que respondió aceptando las dimisiones en cadena de cuatro altos cargos, entre ellos el entonces ministro de Relaciones Exteriores, Luis Alberto Castiglioni. La crisis resurgió tras esas renuncias y al conocerse varios mensajes telefónicos entre Ferreira

Acuerdo BilateralDestacadoDestacadosItaipúMario Abdo Benítez