La Responsabilidad

POR SILVIA GIL
COACH

Cuando un bebé que empieza a caminar
choca con una mesita de luz, cómo le
consolamos los adultos?, mesa mala,
mesa mala, qué mensaje estamos
dando?, que la culpa la tiene la mesa.
El disertante mexicano Miguel Ángel
Cornejo, contaba en una de sus charlas,
que cuando uno retrocede su vehículo
sin mirar y chocamos con un poste de
luz, decimos enseguida “maldito poste”,
quién mandó que te pongas justo ahí.

Culpar a los demás por haber arruinado
tu vida te bloqueará y no podrás responder.
Culpar a los jefes o ejecutivos
de una empresa, al gobierno y a los
políticos, a las personas sin inteligencia
emocional, a nuestros padres, tíos,
abuelos, maestras o cualquier persona
por haber arruinado tu vida, te limita
a un estado de víctima sin resistencia
que te impide cualquier acción.

El éxito en cualquier escala requiere que
asumas la responsabilidad. Hoy en día,
la gente está más preocupada de sus
derechos que de sus responsabilidades.
Cada día en nuestro país crece más la
industria de la victimización. Y muchas
personas se enriquecen identificando,
entrevistando, y aconsejando a víctimas.
La persona responsable tiene la capacidad
de terminar lo que comenzó.

Es de un valor incalculable encontrar
a alguien que asuma la responsabilidad,
termine y continúe hasta el
último detalle lo que ha emprendido.
Mi consejo: para desarrollar la responsabilidad
personal es importante que
termines con lo que empezaste, que
estés dispuesto a correr la milla extra,
y que hagas con excelencia todo lo que
toca hacer, si te toca trabajar hazlo con
excelencia, si te toca hacer un deporte
hazlo con excelencia, si te toca limpiar
la casa o cocinar, hazlo con excelencia,
y si te toca besar a tu pareja, hazlo con
excelencia. Entrega lo mejor de ti, y la
vida te entregará lo mejor de la vida.

comentario