Tigo logra tasas competitivas en nueva emisión

Bonos paraguayos en un muy buen momento

Iván Rojas Vega
@rojasvega015

Esta semana, Telecel S.A.E. (Tigo) anun­ció la colocación de US$ 250 millones adicionales en la reapertu­ra de una emisión de bonos en el mercado internacio­nal, llegando a un total de US$ 550 millones emitidos. El proceso, que se inició en abril del año pasado con la primera partida, otorga un plazo hasta el 2027 según informó la compañía en un comunicado oficial.

En conversación con 5días, el director financiero de la empresa, Ramiro Pascual, indicó que el buen momen­to macroeconómico por el que pasa Paraguay y la buena recepción que han tenido los bonos públicos de cierta manera hacen que también las empresas pri­vadas puedan salir a ven­der títulos con otro porte. En este caso particular, la demanda triplicó la oferta realizada, dijo Pascual.

“Todo está relacionado, si los bonos de Paraguay hubieran ido mal, los inversores hubieran mi­rado con más cautela los nuestros. Por supuesto que son cosas indepen­dientes, vale aclarar eso, pero siempre están relacionadas. El hecho de que el Paraguay tenga un entorno macroeco­nómico estable, sin ser afectado por conflictos sociales, ayuda muchí­simo. El nivel de correla­ción entre los bonos pa­raguayos y los nuestros no es tan alto, pero esto ayuda muchísimo”, dijo Pascual.

Acotó además que hay mu­chos inversionistas inter­nacionales que ya conocen a la compañía paraguaya y son recurrentes en las com­pras de bonos por los bue­nos resultados que les han generado. Si bien descono­ce si los compradores de bonos del tesoro y de Tigo son los mismos, Pascual consideró que, sin dudas, la influencia positiva que genera el buen resultado del Ministerio de Hacienda arrastra.

Por otra parte, aseveró que cuando emitieron la pri­mera partida de bonos en abril del 2019, hubo muy buena recepción, pues se consiguieron buenas tasas de interés, además de la sobresuscripción de los tí­tulos. Los suscriptores per­manentemente estuvieron preguntando en los meses posteriores sobre próximas emisiones de la compañía, ya que la ven como muy sólida y con buenas pers­pectivas de negocios en un buen contexto económico del país.

Consideró que esto sería el resultado de muchos años de trabajo duro y del posi­cionamiento que ha logra­do la marca. La tasa efec­tiva de esta emisión es de 4,817% y la nominal quedó en 4,875%, con lo que se bajó un punto porcentual sobre la tasa lograda en la emisión anterior, que había sido de 5,875%, con lo que se logró una diferencia im­portante en el costo por el mismo plazo.

Al ser consultado sobre los motivos por los cuales la emisión se hizo de mane­ra fraccionada y no de una vez, contestó que esta es­trategia permitió hacer una especie de prueba sobre cuál iba a ser la recepción del mercado, ya que cuan­do se hizo la primera par­tida, se pudo ver que había mucho interés. Por otro lado, acotó que ha­cerlo de esta manera evitó un exceso de liquidez inne­cesario, que posiblemente no se hubiera podido hacer trabajar de manera tan efi­ciente.

“Un tema que tuvimos en cuenta era el momen­to en que la empresa iba a utilizar realmente el dinero, tampoco quería­mos sobrefinanciarnos. Ahora se nos alinearon los astros porque varios elementos están coin­cidiendo para un buen uso de esta financiación, estamos pensando a futuro, hay mejor situa­ción de mercado y ya tenemos los planes enca­jados. Además, nos dio margen para negociar mejores tasas”, dijo.

Opinó que si hubieran salido a emitir US$ 550 millones de una sola vez, hubiera sido una cantidad muy alta y era posible que el mercado no lo hubiera podido absorber. En esa lí­nea explicó que con la frac­ción, al momento de la se­gunda tanda, ya la primera lleva unos ocho meses cotizando en Nueva York y hay inversores que, aunque no conozcan a la empresa, pueden ya estudiar la evo­lución de estas cotizaciones y ya se crea una referencia, con lo que se vende mucho mejor.

Los bonos de Tigo se co­tizan ya en el mercado secundario de Nueva York, pero ahora, al ser una emi­sión de tamaño conside­rable, lo que existe es más liquidez, de acuerdo al alto directivo. En este proceso colaboraron varias enti­dades bancarias, como el Citibank, Itaú y el BBVA. La compañía utilizará estos ingresos para reestructurar deudas existentes y otras cuestiones como el finan­ciamiento de operaciones.

bursátilDestacado