Encuesta revela que 2 de cada 10 Mipymes cerrarán definitivamente a raíz de la falta de apoyo

El 27% de los créditos que tomaron las empresas fue para pagar salarios

En una encuesta online realizada por la empresa Nauta, en conjunto con la Asociación de Emprendedores de Paraguay (Asepy) y la Unión Industrial Paraguaya, (UIP), y que toma una muestra de 1.094 empresas participantes reveló números alarmantes del impacto negativo del coronavirus para el sector económico.

El estudio afirma que el 53% de las Mipymes formales solicitaron créditos, principalmente para capital operativo y pago a proveedores, de manera a no interrumpir la cadena de pagos en este contexto de pandemia.

De un universo de empresas encuestadas, el 77% mencionó que son empresas formalizadas, es decir 843 cuentan con las documentaciones en regla, tanto de registros como de planilla de funcionarios.

“Estos datos son muy importantes ya que los datos no visibles salen a la luz, la muestra es resaltante y marca una tendencia de precisión. El Viceministerio podrá utilizar esto y reforzar para obtener mayor información y ayudar a las Mipymes, ojalá podamos seguir trabajando así para saber dónde estamos parados, porque no es fácil encontrar todos los datos en un mismo sitio”, afirmó Gustavo Volpe, titular de la UIP.

Uno de los puntos que establece formalidad de las empresas es la cantidad de colaboradores inscritos en Instituto de Previsión Social. Del total de consultados sólo el 28% indicó que tiene a sus trabajadores registrados en la previsional. Sin embargo, analizando los registros del IPS, el 70 % de las empresas del sector industrial cuenta con colaboradores en el sistema.

Con relación a los créditos solicitados, 5 de cada 10, fueron por valor de hasta G. 50 millones, el 78% de los encuestados recurrió a bancos, 19% a cooperativas y el 9% a financieras. Esto hizo que el 35% de esas Mipymes deban financiarse con préstamos por fuera del sistema.

Ante esto, Bruno Defelipe de la Asepy, expresó que lo más llamativo es cuanta gente pide créditos y cuanta gente es la que termina recibiendo, ya que en discusiones pasadas las entidades financieras señalaban que supuestamente no se pedían muchos créditos.

“Acá vemos que sí hay gente pidiendo créditos y que no están siendo escuchados. Está comprobado que los créditos de Fogapy se pueden entregar de forma más rápida; son ejemplos la Financiera Solar y Coomecipar que ya están pidiendo una ampliación de línea de garantía”, destacó.

Cabe resaltar que de esta cifra, solo el 29% de los créditos fueron aprobados, 35% rechazado y el 37% no tuvo respuesta. Según el resultado de la encuesta, en gran proporción las solicitudes fueron rechazadas por sobreendeudamiento y el ingreso al sistema de Informconf, datos que fueron verificados en las instituciones financieras.


Destacadoeconomíaencuestasestadísticas