Las compras de extranjeros en el país bajaron un 85%

Caída del consumo y cierre de fronteras desploma nivel de operaciones

Un informe publicado por la procesadora de tarjetas de crédito y débito Bancard, muestra que las compras de extranjeros en nuestro país se han reducido a niveles prácticamente nulos como consecuencia de la pandemia del covid-19. La variación del volumen de transacciones con dinero plástico de junio con respecto a las semanas previas al inicio de la cuarentena es de una del -85%. 

Carlos Pérez, gerente de negocios de Bancard explicó que estos porcentajes  se deben al cierre de las fronteras como medida de prevención sanitaria; y como todavía no hay un protocolo definido para el intercambio comercial ni tampoco se tiene una fecha de reapertura de los pasos fronterizos, es probable que la situación continúe igual o peor. 

Carlos Pérez – Gerente de Negocios de Bancard.

Las ciudades de frontera, pero en particular Ciudad del Este, dependen casi de manera exclusiva del intercambio comercial.  Ya venían soportando un bajón en sus ventas debido a la devaluación del tipo de cambio del real frente al dólar que restaba competitividad a los productos ofertados en Paraguay. 

La crisis del virus lo que hizo ahora profundizar la caída del consumo de los turistas brasileños y esto es lo que se evidencia en los registros de las operaciones con tarjetas de crédito. 

TARJETAS  

Otro dato interesante que se desprende del informe es que a nivel general, las transacciones de compra cayeron en un 27% al sumar las que se hacen con tarjetas de crédito y débito, y teniendo en cuenta también las compras de extranjeros y paraguayos. Esta comparación también se realiza entre junio y febrero, antes del inicio del confinamiento total. 

Si se tienen en cuenta sólo las operaciones con tarjetas de paraguayos dentro del territorio nacional, la caída es igualmente pronunciada y alcanzó un -18% con respecto al volumen de transacciones pre-pandemia. 

“Si bien vemos una leve recuperación, sobre todo con respecto a lo que fue el mes de abril y parte del mes de mayo, esta variación es todavía demasiado leve. Es decir, estar casi 30% por debajo de lo que fue antes de la pandemia es un número bastante desafiante, acá también afectan comercios de frontera y otros tipos de comercios que siguen sin recuperarse”, refirió Pérez sobre el tema.

ZIMPLE  

No obstante a esta caída del 27% en operaciones con tarjetas de crédito y débito a nivel general, si se agrega el volumen operado a través de la billetera electrónica de Bancard denominada “Zimple”, se tiene que las compras de paraguayos en el país estuvo en junio estuvo en niveles pre-pandemia. 

Esto porque la billetera electrónica fue el medio utilizado por los programas de subsidio Pytyvõ y Ñangareko para realizar las transacciones y, vale recordar, que ambos programas sumaron a más de 1,3 millones de beneficiarios. 

Pérez señaló que otra consecuencia positiva de la utilización del medio digital es que el dinero ingresó a los distintos pueblos y zonas, llegando ese dinero a los pequeños comercios. 

“Si incluimos lo que es el dinero de Zimple a las tarjetas de crédito y débito, vemos que estamos al mismo nivel de lo que era antes de la pandemia, es decir un 0,04% por arriba. Esto significa que directamente el pago a los beneficiarios a través de la billetera ambos programas de subsidio inyectaron dinero al mercado y eso hizo que ingrese plata a más de 250 comunidades del país”, explicó. 

PAGO DE SERVICIOS 

Por su parte, las operaciones de pago de servicios a través de medios digitales tuvieron un vertiginoso crecimiento en el primer semestre. En el acumulado, la variación de transacciones fue de 129% llegando a los 2,3 millones de movimiento, mientras que en volumen de dinero se creció un 114%, alcanzado el monto global de G. 754.577 millones.


Destacado